Loading...

sábado, 20 de marzo de 2010


El gobierno chino y Google han llegado a un callejón sin salida luego de dos meses de discusión sobre el futuro de la compañía en el país. Beijing es inflexible sobre la necesidad de que Google acate la ley si quiere seguir operando en su territorio, y eso implica censurar los resultados de las búsquedas en su portal. A su vez, la compañía insiste en que la libertad de información es uno de sus principios irrenunciables. El resultado de todo ello es insólito: el gigante de Internet tiene fecha de despedida del mercado más poblado y próspero del planeta. Será el próximo 10 de abril.

La fecha la dio el diario China Business News que no aclara si Google cerrará sólo el sitio web chino o también sus otras iniciativas en el país. La información publicada tiene como fuente un funcionario de una agencia que recoge publicidad en Internet.

Según la misma fuente la empresa estadounidense anunciará su decisión el lunes próximo. Sin embargo las autoridades de Google no comentaron la noticia.

Los rumores sobre la ida de Google de China se hicieron cada vez más fuertes a lo largo de los últimos días. Varias fuentes cercanas a la mesa de diálogo también sostuvieron que la partida era inminente. Pero a nivel oficial, continúa la diplomacia: "Todavía estamos censurando los resultados y no recibimos ninguna orden de cerrar el negocio", aseguró el martes la vocera de Google en China, Marsha Wang, en el diario estatal China Daily. También desde la compañía en Beijing se invitó a este diario a ser paciente y esperar la resolución de un caso "todavía abierto".

Por la parte china, el vocero del Ministerio de Comercio, Yao Jian, se mostró igualmente prudente pero severo: "Cuando ingresó en el mercado chino en 2007, Google afirmó claramente que iba a respetar la ley. Deseamos que siga respetando nuestras regulaciones, tanto si continúa operando aquí como si opta por otra alternativa".

Sin embargo, fue la misma agencia oficial de noticias Xinhua la que rompió la ambigüedad el pasado domingo: "El planeta no dejará de girar porque Google se vaya, y los usuarios de Internet chinos seguirán navegando sin Google", lanzó en una elocuente editorial, respondiendo a la sentencia vertida hace una semana por la vicepresidenta de Google, Nicole Wong, quien afirmó ante la Cámara de los Representantes que la compañía se mantiene "firme" en su decisión de dejar de censurar los resultados en China.

El Financial Times cifró en un "99,9%" las probabilidades de que el gigante californiano abandone China, y varias compañías de distribución de avisos aseguran que la sede de Google en Beijing está aconsejando a sus anunciantes que contraten espacios en otros lugares, sin ir más lejos a su competencia local, el buscador Baidu, poseedor del 60% de la cuota de mercado (Google tiene un 35%).

Google es el mayor actor extranjero en el mercado del Internet chino. Si lo abandona, se podría originar un universo virtual regido por dos sistemas. El primero, la red libre de regulaciones occidental; el segundo, la telaraña plagada de filtros y censura de China, gestionada por un empresariado totalmente local y con una población de 400 millones de usuarios (y creciendo un 40% anual).

Beijing exige a los operadores que bloqueen palabras e imágenes que el Partido Comunista considera inaceptables, en especial cualquier disidencia política o molestas referencias históricas.
http://www.clarin.com/diario/2010/03/20/elmundo/i-02163210.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario